Producto añadido a su carrito de compras

Total productos (IVA incl.)
Total envío (IVA incl.) To be determined
Impuestos 0,00 €
Total (IVA incl.)
Continuar comprando Ir a la caja

Origen de la celebración de los 15 años

Figura de quinceañera

El origen de la celebración de las quinceañeras

La celebración de quince años de una mujer tiene varios orígenes. La más probable es la costumbre proveniente de las grandes culturas precolombinas: aztecas y mayas de México que realizaban los ritos de pubertad para indicar la entrada a la vida adulta y la aceptación de responsabilidades de las mujeres. En estas culturas, al llegar a la fecha de quince años, las jóvenes salían de la familia a la escuela telpochcalli donde aprendían la historia y tradiciones de su cultura y se preparaban para el matrimonio. Luego, regresaban a la comunidad para celebrarles la fiesta de quinceañera.

Con la conquista de los españoles los aztecas perdieron mucho de su cultura. Los españoles, que eran católicos, incluyeron en la tradición indígena la inserción de la misa. En el siglo XIX, el emperador de México, Maximiliano y su esposa, Carlota, introdujeron vals y los vestidos.

Actualmente, las fiestas de quince años constituyen un gran evento religioso y social con el que se marca el paso de una muchacha joven a la adolescencia. En el día grande, la quinceañera luce un vestido muy elegante, generalmente de colores pasteles: rosa, azul claro, blanco, una corona y por primera vez se pone los zapatos de tacones que le regala el papá. También tiene el otro peinado, mucho más serio. La celebración empieza en la iglesia. La quinceañera da las gracias a Dios por las bendiciones de su niñez y pide direcciones para el futuro. Después de la misa, con los ritmos de vals inicia una fiesta grande. Luego de bailar con el papá la quinceañera baila con los quince muchachos invitados a su cumpleaños (miembros de familia, amigos, compañeros del colegio) y cada uno de ellos le regala una rosa roja.

Cuando una niña llega a los 15 años, los padres le dan nuevos privilegios y responsabilidades tanto en su vida personal como social.

Las festividades sociales de los quince años son por lo general caras y muchas veces no están al alcance de todas las familias. Varias de ellas, para cumplir con la costumbre y señalar de forma adecuada la transición de la hija de la casa de niña a la mujer toman un crédito o piden prestado el dinero para poder celebrar la fiesta. Sin embargo, la tradición de los quince va mucho más allá de los detalles de la fiesta, del vestido, de la corona, del vals y de los regalos.

Figura de 15 años

La celebración de los 15 en Estados Unidos

La celebración se hizo popular en Estados Unidos primero durante la década de 1930 y en ocasiones se ha combinado con la costumbre estadounidense de "sweet sixteen", que celebra el decimosexto aniversario de la muchacha, también con el sentido de "presentación en sociedad" de la joven.

Cada vez se celebra más esta fiesta en EEUU y las niñas tienen la ilusión de que tendrán su gran ceremonia cuando lleguen a ser quinceañeras. En 2004, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos aprobó una liturgia específica para esta celebración, durante la cual se presenta a la joven ante la comunidad parroquial ya como persona adulta y recibe una bendición que incluye –según el texto de los obispos- “el compromiso de la quinceañera con Dios y con la virgen María para vivir su vida de acuerdo con las enseñanzas de Cristo”. La fiesta de la quinceañera no se limita a los católicos, sino que es común en iglesias cristianas.

En muchas parroquias, el ritual de presentación de la joven incluye un cortejo, formado por una niña mucho más joven que lleva una almohadilla en forma de corazón con una coronita y un niño que porta en otra almohadilla una réplica de zapatos de tacón. El momento cumbre de la celebración tiene lugar cuando la quinceañera se cambia de zapatos. El padre, si está presente, es quien le quita sus zapatos de tacón bajo y le pone los de taco alto: la niña que entró con calzado de infancia sale caminando como mujer joven.

Figura de quince años

La celebración de los quince en Mexico

El punto culminante de esta celebración es una orquesta de mariachis vestidos en los llamados trajes de charro, compuestos de una chaquetilla, un pantalón negro con bordados de plata y un gran sombrero mexicano que vienen a la fiesta invitados por los padrinos. Su música tiene un origen indígena y está mezclada con la música mestiza, representando la cultura, el folclor y la forma de divertirse de los mexicanos. La canción tradicional cantada a la hora del pastel, con la que todo el mundo llora, es “Mi niña bonita”. Dentro del ritual de los mariachis es poner el sombrero del cantante a la cabeza de la muchacha.

La celebración de los quince años en La República Dominicana

En República Dominicana este festejo es muy tradicional y común. Se inicia con una Misa en la Iglesia Católica para recibir la bendición de Dios y dar gracias por un nuevo año de vida. En la fiesta la quinceañera hace su entrada al lugar de la fiesta (por lo regular una hacienda, un salón de fiestas, una discoteca, hotel o la casa de la quinceañera) acompañada de 14 parejas adicionales, que, sumadas a la de la propia quinceañera, forman 15 parejas. Por lo regular la quinceañera viste un traje vaporoso en tonos pasteles (representación de inocencia y elegancia) y las demás parejas visten trajes largos (las damas), y traje y corbata (los jóvenes), los cuales llegan a ser vistosos, pero sin llegar a opacar el traje de la quinceañera, quien es la protagonista de dicha celebración. Casi inmediatamente la quinceañera baila el vals con su pareja acompañante, quien por lo regular a mitad del vals la pasa a manos de su padre para terminar él bailando mejor dicho vals.

Es costumbre que la quinceañera y las parejas acompañantes realicen varias coreografías, que pueden incluir ritmos como merengue, pop, salsa, etc.

Es costumbre servir un buffet y varias bebidas durante la celebración de la misma, así como la entrega de souvenirs o recuerdos a los invitados, además del tradicional álbum de firmas, en el cual los invitados al entrar a dicha celebración firman para dejar constancia de su presencia en la fiesta.

Uno de los principales atractivos en República Dominicana es la tradicional torta de quince años, que llega a ser generalmente una torta de inmenso tamaño y belleza, ya que se llegan a usar diseños muy vistosos para la decoración de la misma, y la cual es cortada poco después de consumir la comida que fue servida a los invitados por la quinceañera.

Es tradición la participación de un artista o banda musical en la celebración de la fiesta para amenizarla y dar el toque musical.

Porta notas chica 15 años

La celebración de los quince años en Cuba

En Cuba la fiesta puede incluir una danza coreografiada de grupo, en la cual 14 parejas bailan el vals alrededor de la quinceañera, la cual es conducida por uno de los bailarines principales y un chico de su elección. La coreografía incluye a veces otros cuatro o seis bailarines expertos llamados escortes o acompañantes, los cuales tienen permitido bailar alrededor de la quinceañera. Suelen ser bailarines inexpertos, cuya función es resaltar a la pareja central. También se les permite vestir esmóquines de diferentes colores.

Las celebraciones del decimoquinto cumpleaños son muy populares en Cuba. Esta costumbre entró en parte por vía de España, pero su mayor influencia era francesa. Las familias ricas, que se podían permitir alquilar comedores caros en clubs privados u hoteles de 4 y 5 estrellas, fueron las auténticas precursoras de las quinceañeras, a las que llamaban Quinces. Esas celebraciones transcurrían normalmente en la casa de la chica o en la casa más espaciosa de algún pariente.

Fuente:Wikipedia